NO MÁS SILENCIOS



                   No tapes más tu boca.

                   No cierres más tus labios.

                   No llenes tu vida de palabras mudas.

                   No silencies más tus sentimientos.

                   No te conviertas en tu propio verdugo.

 

                   Hay palabras que hacen falta ser dichas, hay sentimientos que necesitan

                   ser compartidos. Todo aquello que callas, crece en tu interior.

 

                   Ya sean palabras de amor o de amargura, generarán pensamientos

                   repetitivos, conversaciones internas inacabables, sentimientos

                   contradictorios, malos entendidos, incomprensión de nuestras actitudes

                   por parte de los otros,… Todos estos, son los síntomas del silencio.

 

                   Invierte tu energía en permitir que tus palabras cojan forma de sílabas, 

                   fonemas completos, que muestren todo aquello que aparece en tu

                   interior.

 

                   Sé sincero contigo mismo y con los otros. No sigas callado. Los silencios

                   impiden que la vida fluya.

 


                                         ¿Cuántas conversaciones tienes pendientes

                                                     en este momento de tu vida?
 

 

                                                                                                                         Baldi Figueras *


  © 2014 Baldi Figueras. Todos los derechos reservados.